jueves, 24 de julio de 2008

El viaje a Ítaca


Después de una salida en bici ayer por Aigües-de-mi-vida y ver mi lamentable estado de forma (viva pakito y su espectacular forma de subir), pensé que aquello era una tragedia a la griega. En la Odisea de Homero aparece el viaje a su tierra natal de Ulises, Ítaca. Seguro que habréis visto alguna teleserie, documental o incluso alguno de vosotros haya tenido los santos bemoles de leer el libro de "bolsillo". Esa isla, mítica dónde las haya, ha creado las mismas teorías interesadas sobre su ubicación actual que las del famoso "lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme" del Quijote.

¿Y qué tiene que ver todo esto con el IronMan? Puesto todo o nada. En ese camino largo y farragoso ocurren muchas aventuras y se obtienen conocimientos nuevos. En definitiva, lo de menos es el objetivo final, Ítaca, lo importante es el viaje en sí. Ítaca puede ser o no un lugar idílico, puede ser una experiencia maravillosa o una decepción tremenda por la larga espera.

Eso fue para mí el viaje a Lanzarote, veinte semanas veinte (como se dice en los carteles taurinos) llenos de aventuras y desventuras conociendo gente genial y tontos del culo, recorriendo preciosos circuitos de bici y pasando penurias con conductores engreídos, nadando plácidamente en el mar o en la frontera de la vomitona de pared a pared de la piscina, corriendo por mi Serra Grossa o machacando las rodillas tres horas en el asfalto.

¿Y el destino final del viaje? Quitando la fiebre, caída el día antes, la pérdida de la bolsa en la transición, la lesión en la media maratón, la cojera, afonía, sordera de tres semanas y demás, ESPECTACULAR. Si además la obra se llama Odisea, parece que Homero escribió para nosotros ;-)
Pues eso, si no hubiera salido bien, el camino ya valió la pena... y eso que apenas entrené con Chema, eso hubiera sido ya la guinda.

He encontrado, o mejor dicho me han buscado, un poema basado en esta historia de Konstantino Kavafis. En este caso el viaje es la vida...

Cuando emprendas el viaje hacia Itaca
ruega que sea largo el camino,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
A los Lestrigones, a los Cíclopes
o al fiero Poseidón, nunca temas.
No encontrarás trabas en el camino
si se mantiene elevado tu pensamiento y es exquisita
la emoción que toca el espíritu y el cuerpo.
Ni a los Lestrigones, ni a los Cíclopes,
ni al feroz Poseidón has de encontrar,
si no los llevas dentro del corazón,
si no los pone ante ti tu corazón.

Ruega que sea largo el camino.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que - ¡con qué placer! ¡con qué alegría! -
entres en puertos nunca antes vistos.
Detente en los mercados fenicios
para comprar finas mercancías
madreperla y coral, ámbar y ébano,
y voluptuosos perfumes de todo tipo,
tantos perfumes voluptuosos como puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
para que aprendas y aprendas de los sabios.
Siempre en la mente has de tener a Itaca.
Llegar allá es tu destino.
Pero no apresures el viaje.
Es mejor que dure muchos años
y que ya viejo llegues a la isla,
rico de todo lo que hayas guardado en el camino
sin esperar que Itaca te de riquezas.

Itaca te ha dado el bello viaje.
Sin ella no habrías aprendido el camino.
No tiene otra cosa que darte ya.
Y si la encuentras pobre, Itaca no te ha engañado
sabio como te has vuelto con tantas experiencias,
habrás comprendido lo que significan las Itacas.

Juankir

6 comentarios:

lover dijo...

joder juankir dejate de viajes a ITACA Y PAGATE ya las putas cañas que tenemos pendientes

javi dijo...

ayyyy Prosi, Prosi... Ya te he dicho que no fumes cosas raras antes de escribir que luego se te va :p

La analogía es muy acertada (supongo que te la habrán chivado por ahí jajajaja) y creo que en un objetivo tan grande, al final, el camino a él, se puede volver incluso más importante que el propio destino.

Págate las cañas y todo lo que debes, y como no te quedará un centavo, te invitaré cuando subas por alcoi ;)

B7s

Juankir dijo...

Xaos, tienes razón. Me puse seriote al ver mi subida a Aigües-Relleu y vuelta por Busot. ¡Qué penika doy!

Me temo que el viaje a Santa Pola y Alcoy va a ser más largo incluso que el de Ítaca porque sois unos escaqueaos del 15. Ah! Rafita, no te lleves billetes del Monopoly otra vez para pagar.

chemagv dijo...

Je je, ahi le has dao Rafa, y Juankir cuando te vayas pa Santa Peig a pagarle al nene Rafa las cañitas acuerdate de llevarte a tu Barney jajaja. Que ya sabes que yo nunca digo que no a unas buenas cervezas.

antonio dieguez dijo...

GRANDE, Juankir, muy GRANDE.
Un abrazo.

PEZ dijo...

Me ha gustado mucho este post Jankir...

De todos modos...si tudo hubiese
sido perfecto, hubiese sido menos
épico.

Lanzarote te espera para que te
vengues de forma definitiva.

Un abrazote.